Histologia – origen de los tejidos humanos

Histologia – origen de los tejidos humanos

Histologia.- El cuerpo humano (lo mismo que el de los animales y las plantas) se desarrolla de una unidad celular, producto de la reunión de una célula ovular femenina u óvulo y de una célula seminal masculina o espermatozoide. Dicha unidad se forma de manera inversa que en la división de células: el espermatozoide, dotado de movimiento, ingresa en el óvulo; los dos núcleos se agrupan en uno solo y se fusiona el protoplasma de ambas células. Por la continuada división del óvulo “fecundado” que así surge, y por la transformación de la masa celular que pronto sobreviene, nacen los diversos tejidos y órganos que finalmente componen el organismo.

La triple función del tejido epitelial

El tejido epitelial se caracteriza por una actividad funcional polimorfa: de defensa, de secreción, de contacto y de intercambio con el entorno. Su función defensiva es especialmente importante. Es una trama orgánica de aspecto cuticular que reviste todas las superficies libres, tanto interiores como exteriores del organismo. Está compuesto de células unidas directamente entre sí o por intermedio de una cantidad pequeña de materia intersticial. Este tejido se halla esparcido con profusión en nuestro organismo. Revis­te, formando membranas compuestas de una o más capas celulares, las dos superficies limitantes del organismo: piel y tubo intestinal. Protege y cubre también las caras libres de los órganos interiores, la cavidad del corazón y de los vasos, la de las serosas, el hueco de las glándulas, los ventrículos del cerebro y el epéndimo de la médula, así como las cáma­ras del globo ocular, cavidades auditivas y todas las mem­branas mucosas.

HISTOLOGIA - de donde nacen los tejidos

HISTOLOGIA – de donde nacen los tejidos

 Contractilidad del tejido muscular

El tejido muscular se caracteriza por la capacidad de con­tracción, lo que permite los movimientos del organismo y su reacción frente a las situaciones externas mediante una serie de gestos que componen una amplia capacidad adaptativa. El fenómeno de la contracción muscular está ligado básicamente a la formación de puentes entre dos proteínas, la miosina y la actina, favorecida por la presencia del calcio, ATP y ADP. Este tejido se compone de células cuyo proto­plasma se ha condensado en una fibra fina y no muy larga cuyo núcleo se halla en el centro o junto a la pared exterior.

HISTOLOGIA - de donde nacen los tejidos 2

HISTOLOGIA – de donde nacen los tejidos

El tejido nervioso se compone de verdaderas células que sólo se diferencian de las independientes por su falta de movimientos y su forma. Cada célula nerviosa se compone del cuerpo con el núcleo y de una prolongación protoplasmática (hasta de un metro de largo) que se llama también fibra nerviosa o cilindro eje. Además, las células nerviosas tienen una o varias prolongaciones fibrilares más pequeñas, a manera de cornamenta (dendritas). La prolongación larga es la más importante, puesto que se une con las células vecinas para formar un nervio. En los nervios “periféricos”, el cilindro eje está rodeado por una vaina mielínica, sobre la cual, por lo común, se observa una membrana elástica, la vaina de Schwann.

La sustancia fundamental en el tejido conjuntivo

En esta categoría se incluye un grupo bastante amplio de tejidos caracterizados por la peculiaridad de poseer un sistema fundamental más o menos rico de fibrillas que confieren un grado variable de robustez, y una sustancia amorfa, de escasa consistencia. Sobre la base de esta distinción se conocen tejidos con abundante sustancia fundamental, entre los que se cuentan, los tejidos conjunti­vos propiamente dichos, los huesos, los cartílagos; tejidos con poca sustancia fundamental (endotelios, tejidos con células vesiculosas) líquidos circulantes: sangre y linfa.

HISTOLOGIA - de donde nacen los tejidos

HISTOLOGIA – de donde nacen los tejidos

 La trama de los huesos, el tejido óseo

El tejido óseo forma la trama de los huesos. Este tejido, de consistencia dura, consta de una materia fundamental, estratificada, fibrilar e incrustada de sales calcáreas, y de ciertas cavidades (lagunillas) donde se alojan las células óseas.

HISTOLOGIA - de donde nacen los tejidos 4

HISTOLOGIA – de donde nacen los tejidos 4

Macroscópicamente se divide el tejido óseo en: esponjoso, reticular y compacto. El esponjoso constituye casi todo el espesor de los huesos cortos y anchos, y que aparecen a la simple vista formado por un conjunto de aréolas o cavernas que se comunican entre sí y separadas por delgadas lamini­llas. El tejido compacto es de apariencia homogénea y constituye la diáfisis de los huesos largos y la lámina exte­rior de todos los huesos. El tejido reticular se observa sobre todo en la diáfisis de los huesos largos, alrededor del con­ducto medular.

El tejido linfático y la defensa del organismo

El tejido linfático está diferenciado para desempeñar una doble función: drenaje de la linfa y formación de determina­dos elementos celulares (linfocitos) que participan en la defensa del organismo. Dichos linfocitos o leucocitos están formados en el tejido linfoide que constituye normalmente del 25 al 33% de los leucocitos de la sangre periférica en el adulto.

HISTOLOGIA - de donde nacen los tejidos 5

HISTOLOGIA – de donde nacen los tejidos 5

 

Linfocito B, derivado de la médula ósea relacionada princi­palmente con el sistema inmune humeral, que comprende sustancias como anticuerpos, antígenos y enzimas del complemento sérico.

HISTOLOGIA - de donde nacen los tejidos 6

HISTOLOGIA – de donde nacen los tejidos 6

 

Linfocito T, derivado del timo, desempeña un papel muy importante en el sistema inmune celular respondiendo a antígenos y desencadenando reacciones en otras células.

HISTOLOGIA - de donde nacen los tejidos 7

HISTOLOGIA – de donde nacen los tejidos 7

 Adaptación a diferentes necesidades, los cartílagos

El tejido cartilaginoso presenta en distintos puntos del organismo transformaciones histológicas que por su cons­tancia y adaptación a diversas necesidades funcionales deben considerarse como normales o fisiológicas. Son: la infiltración grasa, la calcificación y el reblandecimiento. Existen varios tipos de tejidos cartilaginosos: cartílago hialino, cartílago elástico, cartílago fibroelástico. El más común de todos ellos es el cartílago hialino.

El tejido cartilaginoso hialino forma los cartílagos tempora­les del feto, los cartílagos articulares, los cartílagos costa­les, los laríngeos, los anillos de la tráquea, etc.

HISTOLOGIA - de donde nacen los tejidos 8

HISTOLOGIA – de donde nacen los tejidos 8

Nota:

¿Cómo está constituido nuestro organismo?

Nuestro cuerpo huma­no es un maravillosa máquina viviente cons­tituida por ocho mecanismos o sistemas autónomas, cada uno de ellos con una fun­ción definida, pero íntimamente relacionados entre sí y que trabajan­do en conjunto hacen posible toda la amplia gama de actividades de nuestro organismo.

Comenta sobre:

Histologia – origen de los tejidos humanos

Histologia – origen de los tejidos humanos

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS